Calidad de tejidos

Calidad de tejidos

Cuando hablaba con mi abuela antes de fallecer, cuando hablo con mi madre o incluso cuando hablo con algunas amigas que tienen también cierta afición a la moda escucho, a menudo, esa frase de que la ropa ha perdido calidad. “Antes te comprabas un pantalón y lo tirabas por aburrimiento, o lo donabas, ahora te lo compras y te dura una temporada antes de estropearse ¡como mucho dos!”.

Esa frase es muy fácil de escuchar, sino igual muy parecida, y no sé hasta qué punto puede tener sentido, o razón, o ser solo una apreciación sin demasiado fundamento. Y es que está claro que no puede ser lo mismo comprarse un pantalón de 9 euros en Primark que comprarte otro de 35 en El Corte Inglés, obviamente no hay color, pero en realidad cada tipo de prendas tienen su público, y no necesariamente hablamos de familias con pocos recursos o de familias adineradas para ver la diferencia.

Está claro que si te compras un vaquero de 300 euros de Tommy Hilfiger muy mal de dinero no debes ir, pero yo no estoy hablando de extremos. Ni hablo de quien se gasta 1000 euros en un traje de chaqueta ni hablo del que se gasta 3 euros en una falda de Aliexpress. Hablo, por supuesto, de la moda de gama media y de cómo ha cambiado o evolucionado en nuestro país, e incluso en todo el planeta.

Prendas de moda

No importa si lo que compras es una chaqueta o una camiseta porque dependiendo del uso que le vayas a dar, buscarás una calidad en ella u otra. Si vamos a tiendas de ropa económica probablemente estaremos buscando prendas para uso diario, incluso prendas para una temporada y salir del paso, pero cuando queremos que el pantalón, la camisa o la chaqueta nos dure más, tendremos que acudir a tiendas de ropa de mayor calidad, de gama media e incluso media-alta.

Pero realmente ¿qué es la calidad de la prenda?

Pues la calidad de la prenda viene determinada por varios factores. El primero de ellos es el tejido. Según nos cuentan los profesionales de Tejidos El Kilo, para saber de qué tipo de tela hablamos debemos leer la etiqueta, pues ésta es el ADN de la prenda. En ella encontrarás la composición. Lo más recomendable son las fibras naturales, ya sea de procedencia animal (lana, seda) o vegetal (algodón, lino, cáñamo, bambú), en un porcentaje lo más alto posible, sin mezclar con otras materias, ya que ello dificultaría su posterior reciclado. Es importante también que los tintes que lleve el tejido estén libres de tóxicos,

Otro factor que influye en la calidad de la prenda es la confección de la misma. Hay que revisar las costuras, los acabados y los botones porque como dicen en Rioma, la calidad de un pantalón no radica solo en el tejido utilizado sino también en las manos que lo confeccionan (o las máquinas). Hay tejidos que tienden a deshilacharse si no se rematan adecuadamente, por muy buena calidad que tengan, y por eso es de vital importancia ver los acabados de cada prenda.

Por regla general, si el tejido utilizado es bueno y la confección es, como mínimo, aceptable, la prenda de ropa tendrá un mínimo de calidad que ya podremos alabar teniendo en cuenta algunas otras prendas a la venta que pueden verse en tiendas de ropa menos recomendables.

En La Pepa, tienda de ropa de fiesta y de vestidos de novia, aseguran que la calidad de las grandes firmas no ha cambiado, lo que ocurre es que han aparecido nuevos empresarios que buscan crear abaratando costes y, por tanto, eso sí incluye en la calidad. En otras palabras, actualmente hay más mercado, más competencia, pero quienes fabrican con tejidos de calidad lo siguen haciendo y depende de ti optar por uno u otro.

Ahora bien, cuando yo me compro una camiseta este año y la temporada que viene la vuelvo a sacar y noto cómo está desgastada y parece mucho más antigua de lo que es me pregunto: ¿por qué la camiseta que me compré hace 10 años sigue mucho mejor conservada?

Os lo voy a explicar. Cuando hablamos de una camiseta de algodón la calidad del tejido está determinada por la materia prima en sí y por el proceso de hilado. Por eso que una camiseta sea de algodón 100% no significa que tenga que tener una calidad 100% ya que hay muchos tipos de algodones y muchas formas de trabajarlo.

El grosor medio de las fibras de algodón no supera los 25 milímetros aunque el algodón catalogado de primera calidad tiene fibras con grosos de 37 así que ahí ya tienes una clave de todo esto. Además, la mayoría de fabricantes de moda utiliza un hilado llamado “open end” que es muy similar al proceso de fabricado del algodón de azúcar: las as fibras dan vueltas en un tambor gigante y si empiezas a tirar de un cabo, se van enrollando a su alrededor, creando el hilo. Este hilado nos permite utilizar algodón de menor calidad para la fabricación de todo tipo de ropa.

El siguiente nivel de calidad en el hilado son los hilos “ringspun” donde el algodón se carga para eliminar impurezas y para alinear las fibras que luego se retuercen y estiran. El resultado es un hilo liso, uniforme, con pocos cabos que sobresalgan.

Y luego legamos al máximo nivel de hilado, el “peinado ringspun”. En este proceso se eliminan todas las fibras más cortas, descartándose hasta un 15% del algodón. Un tejido de este tipo es resistente, tiene una superficie más lisa y uniforme y es más suave al tacto. Son fáciles de identificar, porque en la etiqueta interior suele poner «algodón peinado» o «combed cotton». Sin embargo una pérdida del 15% de algodón no puede hacer otra cosa que encarecer el material, así que son también las más caras.

¿Y eso que tiene que ver con la diferencia entre la camiseta de algodón de hace10 años y la que te compraste el año pasado? Pues es simple. Hace años el proceso de hilado no estaba tan automatizado, era mucho más artesanal, y eso provocaba que fuera más del tipo “ringspun” que del tipo “open end”, pero ahora la mayoría de las marcas fabrican sus prendas con el hilado sencillo porque es el más rápido, el más económico y el que menos mano de obra humana necesita. Es decir, que las camisetas actuales de algodón (gama media) han perdido calidad con respecto a hace una década o dos y si quieres algo mejor que eso, lo pagas.

Y no digo esto porque esté en contra de pagar la calidad, eso es bastante sencillo de comprender en cualquier sector: si quieres más y mejor para más y mejor, tan simple como eso. Digo todo esto porque lo que no me parece normal es que las firmas de moda consideradas de gama media (ya no hablo de Primark, por supuesto, pero sí de Inditex o de algunas firmas de moda joven de El Corte Inglés) intenten darnos “gato por liebre” y nos vendan en promoción, u oferta, prendas de gama baja como su tuvieran la calidad que su firma proyecta cuando no la tienen.

Si yo compro en oferta una camiseta de Zara es porque pienso que tendrá una calidad media que siempre demuestra esa firma en sus prendas ya que se supone que la oferta de una prenda significa la bajada de precio dela misma, no de calidad, ya que si quiero camisetas de 4 euros iré a buscarlas a otro sitio sabiendo a qué atenerme con ellas y sin ningún tipo de engaño por parte del comercio.

¿Y tú, eres de los que crees que la ropa de hoy en día es de menor calidad o no?

Deja una respuesta