Comercios online, la nueva normalidad

Comercios online, la nueva normalidad

Todos los blogueros, tanto de esta humilde web como de otras tantas, hemos caído en una especie de temática cerrada que solo habla de la Pandemia, o de situaciones provocadas por la Pandemia y me encuentro en una especie de encrucijada que no me permite tener libertad total de creación para hablaros de aquello que me preocupa desde varios días. El motivo no es otro que la saturación. Es normal que el tema principal de cualquier medio de comunicación, ya sea oficial o un blog como nosotros, sea el Covid19, puesto que de la evolución de la pandemia dependen muchísimas otras cosas, pero también es normal que queramos hablar de cualquier otra cosa ¿verdad?

Ponemos las noticias en televisión y el tema central es la Pandemia. Abrimos un periódico digital y el tema central es la Pandemia. Leemos artículos y posts en blogs y el tema principal es la Pandemia. Al final todos estamos ya un poquito hartos de leer miles de noticias que giran alrededor del “gran tema” pero la realidad es que no es solo la actualidad lo que gira a su alrededor, sino más bien la vida que conocemos al completo.

De hecho, fue un alivio que las elecciones presidenciales de Estados Unidos coparan las portadas de los diarios y los titulares en las noticias de radio y televisión para poder centrar nuestra atención en otra cosa, sobre todo teniendo en cuenta que el resultado de las mismas fue más que satisfactorio para muchos de nosotros.

Todo se ha tenido que adaptar a la situación, desde fábricas, comercios y oficinas hasta nuestro comportamiento social o incluso la educación y el sistema sanitario. De hecho, debido a toda esta adaptación estamos denotando muchísimas deficiencias en diversos sectores que espero se subsanen pronto y, si ocurre así, al menos podremos decir que gracias a la Pandemia mejoramos algunas cosas en nuestro país.

Pero el problema ahora mismo, el que preocupa a todos además de la salud, es la economía. De ahí que hoy quiera hablaros de cómo veo en Internet la salvación de miles de pymes, e incluso de grandes empresas, pero de nuevo me topo con que soy una más del montón de blogueros que no deja el “gran tema” tranquilo ni cinco minutos. Por eso, antes de nada, quiero dejar una cosa clara. En Missy Dress hay cabida para hablar de cualquier tema, ya sea algo banal y divertido o algo serio y de primera actualidad, porque lo que queremos en este blog es opinar, recomendar y entretener a nuestros lectores al tiempo que ponemos nuestro granito de arena apoyando la información veraz y real.

¿Y qué quiero decir con esto? Pues que si ahora todos hablamos de Covid19 y de sus consecuencias, puede que luego todos hablemos del nuevo vestido de moda de Zara, o de cómo mantenernos en forma. Somos plurales, somos diversos y creemos que los mejores consejos salen de voces con problemas reales y yo solo soy eso, una voz más de entre tantas que hay en España y que está teniendo problemas económicos en la actualidad porque, como autónoma, me encuentro con que si no hay ingresos todo se va desmoronando poco a poco.

El mundo online, el futuro

Las pequeñas y medianas empresas (y más de una grande también) están teniendo problemas para ingresar lo suficiente como para mantenerse a flote. Esto lo sabemos todos, sobre todo aquellos que se dedican a la hostelería y el turismo (dos de los sectores más afectados), pero aunque son muchas las voces que apuestan por el mundo online, parece que no todos terminan de ver el futuro que esto nos depara.

El confinamiento y la actual situación en la que muchos ciudadanos intentan evitar aglomeraciones en centros comerciales o grandes superficies está propiciando la venta online. Lógicamente ¿quién se está haciendo de oro? Pues principalmente Amazon, pero no podemos perder de vista otros comercios y servicios que se promocionan en las redes y en los buscadores para captar clientela porque, gracias a eso, no solo se están manteniendo a flote sino que además siguen con una actividad comercial más que envidiable.

Y es que hay que tener una cosa clara, cualquier inversión que se realice en nuestros negocios ahora mismo conlleva un grandísimo esfuerzo por parte de los empresarios, más que nada porque si no hay ingresos suficientes no se puede invertir, a no ser que esa inversión salga de ahorros previos o de préstamos y créditos. Sin embargo, y visto lo visto, creo que es la única solución para muchos de nosotros.

Si en los comercios de barrio no entra ni el tato, en los centros comerciales la afluencia ha caído notablemente y en las grandes superficies la venta también ha descendido, la única forma de conseguir clientela es en Internet, y nos guste o no ese va a ser el futuro de muchísimas empresas, por eso me gustaría dejar claros algunos conceptos en los que he pensado, y mucho, estas pasadas semanas.

Estamos ya en los últimos coletazos de tiempo antes de preparar la campaña navideña y todas las tiendas, en mayor o menor medida, se juegan mucho esta Navidad. Obviamente si somos una empresa de fontanería la cosa cambia, pero por regla general somos muchísimos los empresarios que tenemos la esperanza puesta en unos 20 días de diciembre para cerrar el año en positivo. Eso significa que si no tienes ya una página web en funcionamiento y con buena popularidad lo mejor que podemos hacer es irnos olvidando de hacer posicionamiento SEO, porque no vamos a conseguir los resultados que necesitamos en ese tiempo (el posicionamiento orgánico en Google requiere de tiempo y paciencia), pero lo que sí podemos hacer es anunciarnos en Adwords (pago por clic en Google) y en redes sociales.

Pasos a dar:

  • Creación de página web si no la tienes. Un buen diseñador te la puede tener lista (una sencilla con plantilla) en una semana. Aquí podéis pedir presupuesto de tienda online y de diseño de páginas web baratas. Os recomendamos esta empresa, DCM-WEB, porque es con quienes hemos trabajado con óptimos resultados. Ahora bien, pensad que no es lo mismo crear una tienda online con woocommerce en cuestión de horas que crear un diseño personalizado de página web así que si lo que tenéis es prisa optad por lo primero.
  • Creación de campaña de Adwords y Remarketing. Os recomiendo poner en marcha una buena campaña de pago por clic en Google con Remarketing y os recomiendo que invirtáis en ella todo lo que os sea posible teniendo en cuenta la siguiente información: normalmente se consigue una conversión (venta o contacto) por cada 100 visitas a la web y lo ideal es “petarlo” estos últimos días de diciembre y principios de enero para vender lo máximo posible de cara a Papa Noel y Reyes Magos. Eso significa que cuantas más visitas más posibilidad de conversión y para tener visitas hay que pagar. Simple, sencillo y estadístico.
  • Inversión en anuncios de redes sociales. Os recomiendo una inversión acorde a lo que podamos gastar ya que las redes sociales no acotan tanto el público objetivo como sí lo hacen las campañas de Adwords y eso significa que nuestros anuncios en Instagram, Facebook y demás redes llegarán a un mayor número de usuarios pero con el hándicap de que muchos de ellos no estarán interesados en nuestros productos. Así que: inversión sí, pero con cabeza.
  • Analiza resultados. Analiza los resultados de las campañas prácticamente todos los días. No debes tomar decisiones por el comportamiento de un anuncio en 24 horas (no es tiempo suficiente) pero si en varios días compruebas que un anuncio funciona y otro no, deja de invertir en ese segundo anuncio, porque no tienes tiempo ni dinero de hacer pruebas. Apuesta por lo que realmente te genera beneficios, por pocos que sean.
  • Todo suma. No creas que por vender menos de un producto que de otro es interesante dejar de publicitar aquel del que vendes menos ya que es posible que las ventas del producto que más vendes estén ya rozando el máximo posible y si eliminas el producto menos vendido para invertir más en el otro lo único que conseguirás es vender menos, en el total.
  • Cuando acabe la campaña navideña analiza de nuevo resultados globales. Una vez haya pasado el apretón de la Navidad echa un vistazo al cómputo de resultados y valora si es interesante mantener una campaña (aunque de menor presupuesto) el resto del año. Tanto si la respuesta es afirmativa como si no lo es, recuerda que ahora puedes apostar poco a poco, en una carrera de fondo, por el posicionamiento SEO, ya que genera mejores resultados y aporta mayores beneficios a la larga.

Recuerda que tanto si la Pandemia remite en 2021 y volvemos a recuperar una vida más o menos normalizada como si no, la sociedad ya ha probado las mieles del mundo online y lo más probable es que no decaiga su uso en ningún momento. Por eso, en mi opinión, el futuro del comercio está en Internet, lo queramos o no. ¡Suerte!

Deja una respuesta