Cómo organizar correctamente tu armario ropero

Cómo organizar correctamente tu armario ropero

Coges la ropa, la doblas, la dejas perfectamente instalada en su espacio, bien colgando de la barra del armario o bien en un cajón del mismo o la cómoda y, aun así, tardas aproximadamente una semana en tener todo de nuevo desordenado y “mareado” en los estantes, en los cajones y las perchas ¿Verdad? Esta situación se repite en la gran mayoría de los hogares y da igual si sois una, dos o cuatro personas en la vivienda porque mantener la ropa en su sitio es una tarea complicada ¿o no?

Antes de nada debemos ser realistas. Si tenemos poco espacio, no podemos pretender mantener ordenada nuestra montaña de ropa. Lo que deberíamos hacer es adecuar la cantidad de prendas que tenemos al espacio en el que podemos guardarla. Sé que esto no es muy realista porque casi nadie va pensando en si se puede comprar o no una camiseta en base a si le cabe en el cajón, pero esto sería lo ideal.

Una vez dicho esto, vamos a hablar del armario en sí. Hay armarios que son huecos en la pared con una barra, o incluso sin ella, y no tienen absolutamente nada más, pero hay otros armarios con cajoneras integradas, organizadores de cinturones o zapatos e incluso con cajones para los collares y bisutería. No todo el mundo tiene la suerte de tener todo eso así que analiza primero, objetivamente, de qué dispones exactamente. Partiendo de esa base, si quieres mejorar el interior de tu armario o incluso cambiar el que tienes, siempre puedes acudir a Ikea (bueno, bonito y barato) o a empresas especializadas como Sidón Armarios.

Consejos para ordenar tu armario

Tienes que saber que, si no tienes un buen armario y tampoco el presupuesto necesario para comprar uno nuevo no lo tienes todo perdido. Hoy en día, podemos comprar accesorios y complementos que nos ayudarán a organizar el interior del armario sin tener que cambiar lejas, estantes o añadir cajoneras. Lógicamente hablamos de soluciones un poco más básicas, pero os aseguro que funcionan:

  • Compartimentos cuadrados con accesorios separadores: en la mayoría de los “chinos” podréis encontrarlos. Se trata de unos separadores de cartón revestidos de tela que forman cuadrados cual reja. Perfectos para usar dentro de cajones y organizar pulseras, cinturones o ropa interior.
  • Cajas transparentes: y remarco lo de transparentes porque cuando las compramos opacas nos encontramos con el problema de no recordar que hay en cada una de ellas. Puedes guardar mantas, guantes, bufandas o ropa de deporte que no usas a diario.
  • Zapatero colgante: los hay para colgar dentro del armario pero también para tenerlo detrás de la puerta de la habitación. En ellos podrás guardar tu calzado en poco espacio.
  • Colgadores extras: perfectos para el interior de las puertas del armario ¿por qué íbamos a desaprovechar ese espacio?
  • Perchas múltiples: perchas que te permiten colgar más de una prenda gracias a sus múltiples brazos o pinzas.
  • Cestas: se pueden instalar con dos simples tornillos en el interior del armario y hacen las funciones de una cajonera pero de un modo mucho más económico. Además, ofrecen una ventaja: puedes ver el interior de las mismas sin tener que revolcarlo todo.

Una vez tengas el interior “desnudo” de tu armario ropero listo puedes empezar a guardar la ropa. Podría deciros cómo lo hago yo, cómo lo hace mi madre, cómo lo hace mi suegro o cómo lo tiene todo puesto mi hermano, pero si tenéis que seguir un ejemplo es mejor que optéis por Marie Kondo:

  • Agrupa las prendas por colores. Encontrarás todo más fácilmente.
  • De más claro a más oscuro. Pacerá más ordenado aún.
  • Dobla la ropa en tres pliegues con el método konmari.
  • Coloca las prendas que más uses al alcance de tu mano y que quede detrás aquello que usas con menos frecuencia.
  • Mete los bolsos unos dentro de otros. Así en el espacio en el que podrías meter 4 bolsos puedes meter uno, con otros tres en su interior, y dos pares de zapatos.
  • Las maletas de viaje que no uses puedes tenerlas como almacenaje extra debajo de la cama o en los altos del armario.
  • Prepara la ropa que usarás al día siguiente la noche anterior, de este modo no irás con prisas y revolverás todo buscando algo a última hora.
  • Olvídate de amontonar la ropa, eso no sirve. Cuando te desvistas no la lances al armario, guárdala cada día correctamente o sácala a lavar si la prenda lo necesita.
  • Si no tienes donde guardar los collares, usa las mismas perchas que utilizas para la ropa.

¿Te gustan los consejos de Missy Dress?

Deja un comentario