Decorar una casa como las de las revistas es posible con sencillos trucos

Decorar una casa como las de las revistas es posible con sencillos trucos

La decoración de nuestro hogar es uno de los temas que más nos suele traer de cabeza y es que siempre acabamos invirtiendo cientos de euros para intentar dejar nuestra casa como las de las revistas. Sin embargo, esto no siempre requiere dinero para conseguirlo, dado que los trucos de decoración, las fuentes de luz o la combinación de colores es muy importante para conseguir ese efecto tan ansiado y que conseguirá que nuestras visitas se queden prendadas al ver nuestro hogar.

Pero como os decimos, esto no solo depende de nuestra capacidad económica para gastar más o menos dinero, sino que el buen gusto juega un papel fundamental, así como también lo desempeñan algunos elementos con los que no contamos habitualmente, como pueden ser el tipo de suelo que tengamos o la ubicación de las ventanas, posición de las columnas, etc. Es por ello por lo que a lo largo de este post os queremos hablar de uno de esos grandes olvidados de nuestra casa, el suelo, y es que con una simple tarima podemos hacer que todo lo que coloquemos sobre ella brille con luz propia y que, por tanto, quede mucho más bonita y ha relucir a nuestra casa.

Para comenzar este repaso por la tarima flotante, uno de los principales olvidados en la decoración, debemos de tener claro que la tarima flotante se refiere a los pavimentos de madera que no están pegados ni clavados al soporte y es que habitualmente los tendemos a confundir con los suelos laminados. La tarima la podemos encontrar en varios colores y en función del que escojamos, obtendremos diferentes resultados, los cuales podéis observar mediante los siguientes patrones:

  • El blanco y el beige claro son contemporáneos y luminosos, ideales para oficinas creativas, jugando con la pureza del arce o el pino noruego en sus tonos más ligeros.
  • El gris es elegante, neutral y perfecto para combinar con muebles clásicos y colores modernos y vibrantes.
  • El negro es lujoso y refinado, perfecto para áreas grandes, dado que, si no, puede empequeñecer visualmente tu espacio, y muy recomendado para contrastar con plantas y colores vibrantes en las paredes.
  • Los tonos amarillentos y beige hacen una habitación oscura parecer más soleada, aprovechando los reflejos optimistas de roble, haya o arce.
  • El rojo y el naranja son cálidos e íntimos, y dan exotismo a tus dormitorios, combinando genial con muebles de estilo colonial.
  • El marrón es pura naturaleza, armonía y seguridad. El primate que llevamos dentro adorará pisarlo descalzo, recordándole a la tierra húmeda.

En este sentido, si vosotros no tenéis claro cual es que más se adapta a vuestras necesidades, nosotros os recomendamos que optéis por visitar a Tarimas Selectas y es que ellos son expertos en este material, por lo que os podrán asesorar acerca de cual es la mejor opción para vuestra casa y, con ello, conseguir el mejor color para vuestro suelo, el que aporte más luz y claridad y el que mejor os pegue con el resto de la decoración. Aún así, nosotros queremos seguir aportándoos algo de luz y para ello nos preguntamos… ¿Cuáles son las combinaciones mágicas que permiten las tarimas?

La respuesta no es sencilla, pero de entre todas las que existen en la actualidad, nosotros os recomendamos:

  • Suelo claro y paredes y techo oscuros: darán misterio al aposento, difuminando sus líneas, lo cual es ideal para baños o dormitorios.
  • Suelo oscuro y paredes y techos claros: dotará de anchura visual al ambiente.
  • Suelo y techos oscuros, paredes claras: ensancha y achata el salón, para evitar agobios espaciales en lugares donde tenemos pocos metros cuadrados y mucha altura.
  • Suelo y paredes oscuras, con techo claro: hace que la luz proceda de la parte superior, creando efectos sombreados muy creativos y originales para personalizar tu estancia.
  • Suelo claro y pared clara: aporta una amplitud sin límites visuales a tus estancias, aunque siempre es ideal crear contrastes para evitar un efecto demasiado impersonal.
  • Suelos claros y paredes oscuras, para realzar las líneas horizontales.
  • Suelos y techos claros, junto a una pared clara y dos oscuras: realzará la altura de tu habitación, aunque también la hará parecer más estrecha.

¿Cuál es la diferencia de la tarima y el suelo laminado?

A lo largo del post ya os hemos explicado en que consiste la tarima flotante, así que ahora vamos con el suelo laminado, el cual se compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético que puede variar de composición, pero que generalmente es un compuesto de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales.

Deja una respuesta