Espacios únicos convertidos en viviendas: separa ambientes

Espacios únicos convertidos en viviendas: separa ambientes

Es lógico que cuando un tipo de vivienda, diferente al tradicional, se pone de moda, la decoración de la misma y su distribución inicien también nuevos formatos para adaptarse a las necesidades de esa casa, piso o apartamento. Me refiero, por ejemplo, a las viviendas que jóvenes (y no tan jóvenes) están construyendo en lo que antes eran locales comerciales y a las viviendas tipo loft, que actualmente están muy de moda, y que suelen tener grandes espacios abiertos sin tabiques que separen estancias. ¿Cómo podemos entonces separar ambientes?

Hay lofts de lujo que pueden llegar a tener incluso más metros cuadrados que una vivienda tradicional pero la realidad es que el loft nació como un espacio único, no demasiado grande, con la única división del baño. Un espacio pensado para hombres y mujeres solteras que viven de forma independiente al resto de su familia.

Los lofts suelen tener un estilo decorativo moderno y vanguardista donde la luz cobra vital importancia pues, al final, esa luminosidad y ese espacio abierto es lo que consigue que una vivienda de pocos metros cuadrados parezca amplia y hogareña. Por eso, la mayoría de lofts prescinden de cortinas y, a cambio, llenan los techos de focos led integrados, normalmente halógenos, o de lámparas de estilo industrial.

Los lofts, por su estructura, permiten crear varios ambientes en un mismo espacio pero ¿significa eso que no podamos separar ambientes con estilo? Ni mucho menos. Hay muchísimas posibilidades si tenemos un poco de imaginación.

Separa ambientes con estilo

  • Biombos: los conocidos biombos japoneses pueden ser la solución perfecta si quieres separar la zona del dormitorio del resto de la estancia. Además, a no ser que escojas un biombo separador de diseño, esta opción es bastante económica comparada con el resto. Eso sí, si no quieres que quede ridículo opta por algo grande: si pones un biombo demasiado pequeño en medio de la casa para separar una estancia de otra quedará ridículo.
  • Celosías: las celosías pueden ser una magnífica opción de diseño pues, además de separar ambientes o estancias, obtendrás un elemento decorativo original que acaparará miradas. Echad un ojo a estas celosías decorativas online de Cerámica para Arquitectura, e imaginad una pared divisoria de celosías que “aísle”, en cierto modo, el dormitorio del resto del loft. Lógicamente seguiremos teniendo un espacio abierto, ya que las paredes de celosías cerámicas permiten ver a través de ellas y, por supuesto, la entrada de luz, pero al mismo tiempo conseguiremos crear un efecto separador fantástico.
  • Grandes Sofás o Chaiselonge: Muchas veces no es necesario poner algo físico tipo pared tradicional para dividir ambientes, de hecho, una tendencia que está ahora en pleno auge entre decoradores y diseñadores profesionales, es utilizar alguna pieza de mobiliario, más o menos, grande para dividir estancias. Puede ser, por ejemplo, un aparador o un chaiselonge. Normalmente se utilizan para dividir la estancia en comedor y sala de estar, no suele verse para separar dormitorios, pero podrían ser una opción si las dos anteriores no nos sirven.
  • Chimeneas o estufas de gas, pellets o tradicionales: A veces es suficiente con poner una estufa justo en el centro de la estancia para separar ambientes.
  • Originalidad: Otra opción, por supuesto, es ser lo más original posible. Personalmente he visto separadores de ambiente fabricados con puertas correderas de armarios, con cuerdas colgadas desde el techo que se atan al suelo cual barrotes de prisión, con modernas estanterías o palos de bambú, e incluso con palets apilados y decorados cual jardín vertical.

Locales comerciales convertidos en lofts

Actualmente los lofts han seguido evolucionando hasta puntos bastante curiosos y ya no resulta extraño vivir en una antigua panadería o mercería. Locales comerciales que antes eran el negocio y sustento familiar de miles de personas, pueden pasar a convertirse en viviendas con acceso directo a la calle. Para conseguir esto antes de nada debemos tener el informe óptimo de un arquitecto que ha de presentarse ante el Ayuntamiento correspondiente para obtener así la licencia pertinente con el fin de convertir el local comercial en una vivienda al uso, normalmente tipo loft.

La tendencia es tal que en  el último año el ritmo de peticiones de cambio de uso de local ha aumentado. La liberalización de los alquileres comerciales ha hecho que muchos comercios de barrio echen el cierre y los dueños hayan decidido poner en venta o alquiler estas ubicaciones a lo que ellos llaman «precios de mercado”.

Ahora bien, esos locales han de cumplir unos requisitos mínimos para poder convertirse en vivienda:

  • Mínimo 25 metros cuadrados.
  • Altura mínima de 2,5 metros
  • Longitud de fachada mínima de 3 metros.
  • Ventilación natural
  • Salida independiente de humos

No obstante, lo ideal es informarse directamente en el Plan de Ordenación Urbana de cada municipio, puesto que estos requisitos pueden cambiar.

Deja un comentario