No temas al color

No temas al color

Tendencias siempre vamos a  tener a miles cada año y, por eso, seas o no una de esas personas que suele fijarse en la moda más actual para decorar con estilo su vivienda, lo mejor es que, dentro de tu propio estilo personal, decores todo de forma armónica y evitando aquellos colores estridentes con los que no estás del todo de acuerdo. Por ejemplo, puede gustarte mucho el rosa chicle, y puede estar de moda, pero ¿serías capaz de aguantarlo durante años en la pared de tu habitación? Si estás segura de ello, adelante, serás la más “chic” de tus amigas, pero si no lo estás, deja ese color para otra persona y opta por algo que siga estando de moda pero sea un poco más neutro.

Además, debes tener en cuenta que dependiendo de la estancia que vayas a decorar, es posible que vayan más unos colores u otros. Con el blanco, por supuesto, nunca fallarás, pero tal vez busques algo de originalidad y por eso estamos hoy aquí con  un montón de ideas para que renueves el color de las paredes de tu vivienda.

Tonalidades según ambientes

Puede que en el dormitorio, si verdaderamente te gusta, ese rosa chicle del que hablábamos antes no sea mala idea, pero si piensas en utilizar ese mismo color para el salón-comedor o la sala de estar, a no ser que seas descendiente directa de la Barbie, es mejor que no lo uses. Y es que las estancias se usan para finalidades diferentes y, en base a ello, debes decorar de un modo u otro si quieres conseguir esa armonía de la que hablábamos en un principio.

  • Sala de Estar: los tonos cálidos serán tu mejor opción. Verdes, amarillos, rojos… toda la amplia gama de tonalidades que abarcan estos colores puede ser una fantástica idea pues son los colores de la hospitalidad y harán de esta sala un espacio hogareño en el que recibir visitas y pasar el rato.
  • Dormitorio: a no ser que seas un adolescente que vive prácticamente en su cuarto, la realidad es que al dormitorio se suele acudir a dormir y a relajarnos con una lectura, por ejemplo, por lo que los colores que transmiten calma, como el azul y el verde, son los colores perfectos para esta estancia.
  • Cocina: si bien es verdad que deberíamos utilizar un tono cálido, como en la sala de estar, en este ambiente queremos estar despiertos, alegres y animados, por eso deberíamos optar por un naranja o un verde.

Ahora bien, nunca debemos olvidar que los tonos neutros, como los grises o los azules claro, son perfectos para cualquier tipo de estancia ya que podemos dar el color con otros elementos de la decoración, como los textiles de hogar, los cuadros e incluso las fotografías o las plantas de interior.

En La Casa del Pintor, tienda especializada en el pinturas de todo tipo, recomiendan usar tonos neutros en caso de duda, pero también animan al cliente a ser valientes a la hora de llevar a cabo la idea que tenían en mente porque, al fin y al cabo, lo peor que puede pasar es que tengas que pintar de nuevo en unos meses.

La casa de la felicidad

¿Sabéis lo que es el “nesting”? ¿No? pues se trata de una corriente que consiste en buscar el bienestar disfrutando de la tranquilidad del hogar. Es una tendencia que cada vez gana más adeptos en todo el mundo, y psicólogos y expertos han publicado miles de artículos al respecto ofreciendo las mejores ideas de decoración para conseguir ese equilibrio entre tendencia, decoración y “nesting”.

Según ellos, la vivienda debe reflejar tu propia personalidad y creatividad, pero también debes tener en cuenta que debe ser tu refugio, tu remanso de paz en días grises, y por eso nos dan las siguientes claves para conseguirlo:

  • Iluminación natural: siempre que sea posible es preferible utilizar la iluminación natural en las estancias. Para ellos, es importante despejar las ventanas con el fin de que la iluminación acceda de forma libre.
  • Pintura en paredes: los colores claros son los que mejor reflejan la luz, y transmiten tranquilidad. También los colores en tono pastel, pero no así los colores oscuros o tonos bajos que aportan intranquilidad e invitan al caos.
  • Usa la máxima “menos es más”: el minimalismo es, además de una tendencia, un modo de vida. El orden es vital para conseguir tranquilidad en casa y por eso, cuantas menos cosas tengas que recoger, mucho mejor porque mayor probabilidad tendrás de conseguir ese orden.
  • Busca los interiores cálidos y elegantes con elementos decorativos en tonos alegres pero no demasiado fuertes.
  • Las flores frescas y las plantas aportan sensación de vida y alegría en la estancia en la que se encuentran. Son una nota fresca.
  • Si tiendes a usar siempre la misma gama de colores para toda la casa, rompe esa línea decorativa con un par de cojines llamativos.
  • Y, por supuesto, no le tengas miedo al papel pintado. Ha vuelto a ser tendencia y además pisando fuerte.

Deja un comentario