Tratamientos de belleza para sentirnos mejor con nosotros mismos

Tratamientos de belleza para sentirnos mejor con nosotros mismos

Quién no quiere sentirse bien consigo mismo, todos queremos. Para algunos, para sentirse bien, necesitan verse bien, y para verse bien hay determinadas personas que quieren verse jóvenes y radiantes o lo que ellos consideran como concepto de juventud y belleza.

Los conceptos de moda y belleza están muy extendidos hoy en día, hasta parecer que rigen nuestra vida diaria, hay quien afirma que esto puede ser un signo de superficialidad si dejamos que nos influyan de tal manera que lleguemos a obsesionarnos con estos temas.  El concepto de belleza es muy amplio, cada persona tiene su propio concepto básicamente porque cada cual podemos entender las cosas como queremos o como podemos y para esto influye mucho nuestro contexto social.

Existen muchos conceptos de belleza. No debemos dejarnos llevar por las modas.

Suele ocurrirle a mucha gente que entiende el concepto de belleza como aquello que va asociado a la juventud y esto es un error lamentable puesto que la belleza no es juventud, muchas personas confunden los conceptos. Hay personas jóvenes muy bellas, y otras que no lo son, así como personas mayores. Siempre se ha dicho que como el buen vino, se gana con la edad, pero obviamente esto solo sucederá si llevamos una vida sana y ordenada, si la salud nos lo permite, y nosotros nos cuidamos, según van pasando los años, éstos no van a significar que dejemos de ser bellos, al contrario, simplemente nuestra belleza junto con nosotros, se transforma, se adapta y adquiere una categoría más añeja.

Existen muchos casos de personas que obsesionadas con la belleza y con verse bien se dejan llevar por las operaciones estéticas hasta el punto de parecer verdaderos esperpentos. Son muchos ejemplos televisivos y del mundo de la farándula de personas que se dejan llevar por la fiebre de las remodelaciones estéticas y acaban siendo lamentablemente un esperpento humano, una caricatura de lo que alguna vez fueron, o en el caso de los más arriesgados, completamente diferentes a como los hicieron su padre y su madre, muñecos de goma que persiguen un objetivo con dudosos resultados.

Para evitar acabar como el Kent o la Nancy de turno lo mejor es ponernos en manos de profesionales, personas especializadas que nos aconsejen lo mejor dependiendo de nuestra fisionomía, nuestras características y necesidades. Es muy importante asesorarnos por profesionales para éstos nos recomienden lo que más nos conviene e interesa, si lo que queremos es vernos bien, saludables y recuperar algo de vigorosidad juvenil, potenciar nuestra belleza sin caer en el despropósito deberemos escuchar a los que saben sobre tratamientos e intervenciones de belleza. Hoy en día existen muchas posibilidades, muchos tratamientos con excelentes resultados sin necesidad de someternos a intervenciones quirúrgicas como sucedía hasta hace unos años. Las intervenciones quirúrgicas, conducidas, asesoradas y recomendadas, solo por profesionales, son adecuadas para determinados casos, pero hoy en día antes de eso se pueden optar por tratamientos menos invasivos o directamente nada invasivos.

El equipo especializado de la Dra. Cecilia Rodríguez en estètica ocular es experto en técnicas mínimamente invasivas para el rejuvenecimiento de la mirada en Las Palmas y Tenerife. Los profesionales que componen este equipo nos hablan de las técnicas en las que son especialistas y que son mínimamente invasivas. La blefaroplastia es la cirugía de párpados cuyo objetivo es rejuvenecer la mirada con un efecto natural, sin cambios drásticos en la imagen y sin cicatrices visibles. La oculoplastia (cirugía oculoplástica o cirugía plástica ocular) se ocupa de los problemas de las estructuras faciales perioculares como son los párpados, órbita y vías lagrimales. Pero rejuvenecer la mirada sin cirugía también es posible. Tratamientos innovadores con la máxima seguridad para corregir ojeras, arrugas y otros defectos del área periocular y facial.

De un modo u otro, se sigan las técnicas que se sigan según recomienden los especialistas consultados, bien sea con intervención quirúrgica o con tratamientos de belleza, el objetivo debe ser claro, tener un aspecto sano, bello, pero en equilibrio con nuestra edad, sin caer en excesos, o en engaños, aparentar lo que no somos no es bonito, es un engaño hacia nosotros mismos. Buscar sentirnos bien con nosotros mismos es lícito, pero no debemos perder de vista el hecho de que la belleza no está reñida con la edad, nuestro objetivo no debe ser recuperar los 20 años, sino tener un buen aspecto, vital y alegrea, en definitiva, lo que debemos buscar es que nuestro exterior exprese cómo nos sentimos interiormente porque como dice el refrán, la mirada es el espejo del alma.

Deja un comentario