Un nuevo Bien de Interés Cultural en Cantabria

Un nuevo Bien de Interés Cultural en Cantabria

La pirámide de los alimentos nos explica y recomienda cuáles son los alimentos más aconsejables para mantener unos hábitos de vida saludable y cuáles debemos tomar de forma esporádica o menos frecuente. Entre los alimentos más recomendables con una ingesta de 1 o 2 raciones al día (120 – 150 gr. por ración) se encuentra los productos lácteos, entendiendo por tales los yogures, el queso o la leche. Sin embargo, como cada empresa es un mundo, nosotros os recomendamos que optéis por los productos de Milvalles, ya que esta compañía adapta sus productos a las necesidades de los consumidores, por ello se ha centrado en la elaboración de leche condensada entera y desnatada de primera calidad, que distribuye a través de supermercados o su tienda online.

Como ejemplo vivo de la excelente alimentación que ha tenido el hombre a través de la leche de vaca y como ejemplo de las vicisitudes que la industrialización de este producto ha tenido a lo largo de los tiempos, es por lo que a propuesta de la Comisión Técnica de Patrimonio Científico y Tecnológico, el Gobierno de Cantabria, según acuerdo de 22 de octubre de 2020, declaró la antigua fábrica de “La Lechera” como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, conforme se publica en el Boletín Oficial del Estado núm. 191, de fecha 11 de agosto de 2021.

La antigua fábrica de “La Lechera” situada en el municipio de Torrelavega, de la Comunidad Autónoma de Cantabria, fue construida en el año 1899 según la tipología de los edificios industriales que se realizaron en la mitad norte de la Península Ibérica durante el siglo XIX. Inaugurada en diciembre de 1899, su construcción fue destinada para albergar la “Azucarera Montañesa”, una fábrica de azúcar a gran escala a partir de la remolacha, que se convirtió en un importante motor económico de la comarca al proporcionar trabajo a más de 300 obreros. Sin embargo, por razones económicas la fábrica cesó su actividad en el año 1914.

En el año 1926 una nueva empresa decide instalar aquí su producción y sus instalaciones son reformadas para adaptarlas a un nuevo producto, la producción y comercialización de productos lácteos, bajo la denominación comercial de la “Lechera Montañesa”, cuya especialidad fue la leche condensada, la cual saldría al mercado bajo la denominación comercial de “el Niño”. Esta emblemática edificación cesó su actividad comercial en el año 1970. En el año 1984 el Ayuntamiento de Torrelavega adquiere la propiedad de estas instalaciones, que actualmente albergan la Feria de Muestras de Cantabria.

Este Bien de Interés Cultural está formado por una serie de edificaciones de planta rectangular, adosadas entre sí, de varios tamaños y alturas según la función que han de desempeñar. De todos ellos destacan los siguientes:

  • Nave para carga y descarga. Situada en el extremo sureste, sirvió como entrada para la carga y descarga de carros y camiones a la fábrica.
  • La chimenea. Con sus más de 50 m. de altura, esta chimenea tiene como característica singular ser la más alta de este tipo de construcciones industriales de la época que ha sobrevivido en la región cántabra. La construcción en fábrica de ladrillo se conserva en muy buen estado, manteniendo a día de hoy su verticalidad intacta. Su función era la expulsión de los humos de combustión a una altura suficiente para garantizar las condiciones higiénicas y no perjudicar por toxicidad o malos olores a las poblaciones cercanas.
  • El depósito elevado de agua. Cercano a la chimenea se encuentra un depósito para la acumulación de agua, realizado en hormigón armado con forma de tambor cilíndrico, levantado sobre una estructura de columnas y vigas de hormigón armado con forma hexagonal. El cilindro acumulador tiene una plataforma circular que forma un balcón alrededor del depósito, descansando todo ello sobre una retícula de vigas de hormigón armado, que quedan a la vista desde el suelo, es por ello por lo que adquiere el nombre de torre-depósito.

El Mercado Nacional de Ganados Jesús Collado Soto

En el municipio cántabro de Torrelavega destaca también su importante Mercado Nacional de Ganados Jesús Collado Soto. Inaugurado el 27 de junio de 1973 fue el primer mercado ganadero de España, y actualmente es el mercado piloto de referencia de los precios de los terneros en Europa. Las transacciones ganaderas han estado unidas a la localidad de Torrelavega desde muy antiguo. En el reinado de Carlos III, mediante una Real Cédula del año 1767, se aprueban la celebración de ferias de ganado el tercer jueves de cada mes. Torrelavega celebrará entonces su primer mercado en 1799 y es en el año 1844 cuando este se afianza con la celebración en la actual plaza de La Llama de una feria cada quince días.

Deja una respuesta