El frío y la moda también pueden ir de la mano

El frío y la moda también pueden ir de la mano

Con el otoño ya encima y el invierno a la vuelta de la esquina, miles de personas se preguntan ven con desgana una época en la que salir de casa, incluso para trabajar, resulta más duro que bajar a tirar la basura (y eso es mucho decir ya) Y es que el frío hace que las ganas de mover un dedo se reduzcan ha menos mil.

La realidad es que no se tiene que sufrir por el frío en casa siempre que tengamos una casa bien aclimatada, y esto es algo que se puede solucionar cambiando las ventanas por otras que aíslen totalmente del exterior. Esto puede aumentar unos grados la temperatura de las viviendas, lo que siempre se agradece, ya que pasar frío en casa hace que nos enroquemos en el sofá con la manta y una peli, haciendo que todo plan diferente sea totalmente inviable.

También es cierto que a la hora de elegir planes entre semana resulta complicado, ya que todo se acaba reduciendo a ir a comprar a un centro comercial para estar calentito, ya que en algunos puntos de nuestra península es inviable animarse a hacer cualquier tipo de actividad al aire libre durante los meses de frío. Lo que no quita para que vayamos al gimnasio, lugar poco frecuentado estos meses pero que en los meses posteriores a año nuevo se llena de buenos propósitos y mucho sudor.

Pero dejemos el pesimismo a un lado, ya que tanto el otoño como el invierno trae oportunidades a la hora de vestirnos que no podemos dejar pasar. Eso sí, casi siempre vemos que la moda en otoño tiende a elegir colores oscuros, pero esto solo pasa en los armarios, ya que como veremos en el artículo de hoy las tendencias traen ideas diferentes con colores claros, como el rosa. Porque si bien el frío puede hacer que no tengamos ganas de salir de casa, eso no quita para que tengamos que vestirnos como si fuéramos al muro de Juego de Tronos. Vamos a ver qué se está llevando durante estos meses de frío.

Las tendencias nos llevan a looks modernos

Para empezar, una de las tendencias que más me llaman la atención es la del kimono. Si desde hace ya años los monos están de moda, ahora los kimonos toman una parte de nuestros armarios, dejando en el la modernidad y el estilo veraniego. Un kimono con una americana es un look que no dejará indiferente a nadie.

Otro tipo de diseño que no podemos dejar de ver en los escaparates son los cuadros, ya sea en jerséis o americanas. Este tipo de diseño ha combinado perfectamente con unos vaqueros y mocasines, pero actualmente también la vemos junto con vestidos de flores, pantalones tipo joggins, faldas o trajes enteros.

Tenemos que tener claro la ausencia esta temporada del minimalismo, o al menos está dormida, ya que este año lo que priman son los looks alegres donde todo vale. En este sentido entra en juego el maximalismo, en el que los accesorios adquieren un protagonismo especial con diseños atrevidos y mezclas de estampados, tejidos y colores.

Si te gusta la música indie recordarás las botas altísimas que llevaba la modelo de la portada del álbum “The age of understanding” del grupo The Last Shadow Puppets. Pues bien, este año las botas “over the knee” toman un protagonismo (como ya lo habían hecho durante temporadas pasadas) pero ahora de manera más discreta.

Siguiendo con los looks que han salido de la zona de tendencias, aunque están en nuestros armarios queramos o no, destacamos el look dénim. Esta temporada priman más tejidos diferentes a la pana, la lana, el tweed o el terciopelo. Este tipo de prendas son además más ricas y cálidas para no pasar frío.

Por último vamos a hablar de los colores, ya que este año los colores oscuros (siendo el negro el color por excelencia), deja lugar a otros colores más vivos como el rojo, azul o el verdee, que además de darnos más energía, nos generan más felicidad. Prueba de ello la tenemos en la tienda online de HHG, un mayorista de ropa femenina que desarrolla dos colecciones anuales de moda.

Deja un comentario