Para ser cool no poses con cerveza

Para ser cool no poses con cerveza

Yo tengo siempre un pequeño problema con eso del postueo en verano por culpa de las cervecitas. Y es que, seamos sinceros, tomarnos una caña bien fría justo al lado del mar es uno de los mayores placeres de la vida, sobre todo si corre un poquito la brisa, pero lo que queda verdaderamente cool es tomarse una buena copa de vino luciendo un elegante bañador negro y una pamela de esas de paja para el sol. No sé por qué, pero ese es el verdadero postuero y los que bebemos cervezas

Es como en las películas americanas ¿acaso llega la noche y aparece la prota de la serie o de la película con una cerveza en la mano tumbándose en la cama para bebérsela mientras lee un buen libro? Pues no, de hecho, si sacaran una secuencia así en televisión pensaríamos que esa protagonista es un poco borrachina, pero claro, si lo hace con una copa de vino la cosa cambia porque queda tan elegante que el hecho de que en esos centímetros de líquido haya bastante más porcentaje de alcohol que en la cerveza antes mencionada pasa completamente inadvertido.

El problema es que a mí el vino, en verano, no me gusta. No sé por qué pero esa es la realidad. En pleno invierno, si pienso en tomarme una copa de algo al lado de la estufa (más quisiera yo que fuera al ladod e la chimenea), pienso es una buena copa de vino y una sesión de sofá y cine, o similar. Pero si pienso en el verano, el calor, el terraceo… solo veo cervezas y si son servidas en copas de esas congeladas previamente que chorrean agüita cuando se va deshaciendo el poco hielo que contienen mucho mejor.

Pero claro, si eres instagramer, o pretendes aparentarlo al menos como yo, no puedes subir la típica foto de la caña porque de esas, queridos amigos y lectores, hay miles en Internet. Así que decidí buscar un listado de vinos perfectos para el verano, que es exactamente el que os traigo hoy a Missy Dress.

Vinos de verano

  • Marina Alta de Bocopa: se trata de un vino blanco, espumoso, que servido bien frío resulta muy agradable en verano. He de decir que para comidas copiosas no pega demasiado pero en aperitivos este vino es una auténtica maravilla.
  • Alvar de Dios Tío Uco 2015: una especie de tempranillo, con crianza, muy frutal, refrescante y sabroso.
  • Sangría: la realidad es que hay que saber hacerla porque no todas valen, pero la sangría bien hecha puede ser una auténtica maravilla para el verano y quedar igual de cool que cualquier otro vino en la foto… sobre todo si le quitas los trocitos de fruta para que no se note que es sangría y la sirves en copa de cristal. Vamos… que es el vino perfecto para lucirte si no te gusta el vino.
  • Clar, de Finca Parera: es un blanco bastante seco, cosa que a mí no me suele gustar pero en este caso tengo que hablar de la excepción que confirma la regla porque este sí me gusta.Es bastante fresco y afrutado, aunque no tanto como la Sangría, obviamente.
  • Blan de Seré, de L´Olivera: es un vino proveniente de una cooperativa de integración social de Cataluña y está estupendo. Es un vino joven,fresco, seco y con toques cítricos.,
  • Botani Garnacha: antes de hablar de este vino he de remarcar que a mi los tintos fuertes no suelen gustarme pero este no está nada mal. Es un tinto malagueño, de Ronda, elaborado con uva de garnacha de la Sierra de Málaga.
  • Manzanilla Maruja: un vino de Jerez de los de siempre, de esos que tienen todas las abuelas en casa y que, extrañamente, siempre están buenos: dulcecitos y afrutados, como los que me gustan a mí.
  • Ossian 2013 verdejo: un blanco con mucha solera, un verdejo ecológico nada empalagoso que refresca a la par que invita a tomar un par de copitas más, por eso hay que tener cuidado, que si te descuidas acabas doblada y la foto para el Instagram no sale nada parecida a cómo tú la tenías pensada.
  • Camino de Terra Remota: un tinto muy suave, por eso ha pasado mi test. Lo malo es que no se puede servir muy frío, aunque sí algo fresco. Está elaborado con uva Garnacha, Syrah y Cabernet.
  • De Paula 2014: un tinto de Jumilla elaborado con uva de Monastrell, muy suave y fácil de beber.

Pues este es mi listado, y el de El Comidista de El País, para ser honestos, pero he de decir que los que he añadido a esta lista son solo los que he probado y me han gustado, ni uno más, ni uno mesno. ¿Y tú, me recomiendas alguno?

Deja un comentario