Barcelona, una ciudad que siempre es tendencia

Barcelona, una ciudad que siempre es tendencia

Se acerca la primavera y es un momento idóneo para empezar a pensar en planes para el buen tiempo. La crudeza del invierno en muchos de los puntos de la Península hace que haya mucha gente esperando a que lleguen los meses de abril y mayo para hacer cosas especiales y que no suelen ser muy habituales de momentos como lo son diciembre y enero. Una de esas cosas no es otra que la de viajar. Y es que la primavera es uno de los momentos del año, con el permiso del mes de agosto, en los que más gente decide moverse y conocer lugares nuevos.

Una de las ciudades que notan este tipo de actuaciones es la de Barcelona. La Ciudad Condal es una de las que marcan tendencia en todo el mundo y es precisamente en un momento como lo es la primavera cuando empieza a notarse la llegada masiva de turistas en busca de conocer sitios tan particulares como la Sagrada Familia, el Parque Güell, el Camp Nou y, en definitiva, el resto de lugares de interés que esta ciudad tan especial tiene para dar a conocer entre sus fans. Y es que pocas ciudades tienen el encanto de Barcelona.

Ese encanto que decimos que tiene la Ciudad Condal se refleja en las cifras que maneja la ciudad en lo que al recibimiento de turistas se refiere. En concreto, y según publicó El Periódico en su página web oficial, fueron 8’3 millones de personas los que visitaron la urbe en el año 2015, una cifra que habla por sí sola y que demuestra que Barcelona no es tendencia únicamente a nivel nacional, sino que además lo es en lo referido al apartado europeo y también, por qué no decirlo, mundial. El entorno geográfico en el que se encuentra este lugar es, unido a todo aquello que la ciudad puede ofrecer, el argumento que explica esto.

Otro de los argumentos que explican la enorme afluencia de gente que visita Barcelona es la calidad de sus empresas turísticas, entre las que destacan los hoteles. Las cifras también avalan lo que acabamos de comentar puesto que, según lo que fue publicado en una noticia del diario 20 Minutos, en 2017 fueron un total de 12 millones de personas las que visitaron la provincia y se alojaron en alguno de sus hoteles. Cuando existe tal volumen de gente que hace esto, es evidente que hay algo que se está haciendo bien.  

Barcelona es una de las ciudades del mundo que, en la actualidad, es tendencia. La receta del éxito para la ciudad no es otra que la de una posición geográfica inmejorable que asegura un clima mediterráneo durante buena parte del año, un valor histórico y cultural tremendo de buena parte de sus monumentos y edificios y un trato excelente por parte de todos los profesionales que se dedican a gestionar y prestar servicios en lo que a la labor turística se refiere. Del funcionamiento de todos esos factores depende, como bien nos han contado desde el hotel Mercer Barcelona, el éxito que tiene una ciudad como esta.

Una ciudad a la que mucha gente volvería

Si preguntásemos a todos y cada uno de los visitantes que tiene esta ciudad a lo largo del año si les apetecería volver a Barcelona en algún momento de su vida, nos daríamos cuenta de que la mayoría de ellos sí que estarían por esa labor. No cabe duda de que Barcelona es una ciudad que atrapa y llama la atención y que eso es lo que realmente enamora de ella. Aunque la hayas recorrido entera y hayas visto lo más importante de ella, siempre vas a querer repetir.

Visitar Barcelona es una de las mejores recomendaciones que podemos hacer de cara a esta primavera que ya tenemos encima. Un viaje en el que podremos combinar el aprendizaje cultural e histórico que nos puede proporcionar la ciudad con un clima que será muy templado y que nos ofrecerá la oportunidad de quitarnos el abrigo después de muchos meses de frío, heladas, aire y que nos obligaba a estar bajo techo durante prácticamente todo el día. ¿Acaso no es un viaje así de lo más especial?

Que Barcelona es un lugar especial es algo que nadie puede negar. Cuando una ciudad es capaz de llamar la atención de una manera tan clara sin ser capital de su país y mejorando los datos de esa misma capital en lo que a número de visitantes se refiere es que está haciendo bien su trabajo. De ahí que muchos pongan a Barcelona como un gran ejemplo de gestión turística y de capacidad de atracción. Y es que la Ciudad Condal tiene un poder brutal en lo que a capacidad turística se refiere. Desde luego, en el sur de Europa hay muy pocas ciudades que puedan plantarle cara.

Deja un comentario