Consejos para disfrutar de un buen vino

Consejos para disfrutar de un buen vino

Beber vino es uno de los grandes placeres de este mundo. Introducir el caldo en tu boca es adentrarte en un mundo de sensaciones. Pero ahora bien, no todo el mundo sabe disfrutar a la hora de beber vino. Bebe por beber. Por eso, hoy os traigo una serie de consejos para poder disfrutar de un buen vino. España puede presumir de ser uno de los mejores países productores de vino, por eso, sus habitantes tienen que saber disfrutar de ello.

Temperatura

Una de las cosas más a tener en cuenta es la temperatura a la que servir el vino. Hablamos de  un elemento fundamental a tener en cuenta para su degustación. Y es que el vino alcanza todas sus propiedades y matices cuando está en su temperatura idónea. No todos los vinos han de servirse a la misma temperatura, por eso hay que tomar nota de esto.

¿Qué temperatura es la mejor para cada tipo de vino?

  • Vinos blancos: entre 6ºC y 9ºC
  • Vinos blancos crianza: entre 10ºC y 12ºC
  • Vinos rosados: entre 5ºC y 10ºC
  • Vinos tintos: entre 12ºC y 15ºC
  • Vinos tintos crianza: entre 15ºC y 18ºC
  • Vinos dulces: entre 10ºC y 15ºC

Copa adecuada

No todo vale a la hora de beber vino. Si se bebe en la copa adecuada, el vino nos proporcionará una degustación mucho más satisfactoria. Para elegirla, es importante tener en cuenta tanto su tamaño como su forma y el material del que está hecha. Incluso se pueden usar decantadores para llenar la copa. “Si quieres llevar la degustación a otro nivel opta por un decanter, te ayudará a airear el vino, decantar los restos sólidos y mostrar su mejor versión”, nos cuentan desde Export Cave, una empresa que cuenta con una gran variedad de vinotecas originales, dispensadores de vino, cubiteras de hielo, etc.

Así se sirve el vino

Ahora llega el momento más importante, que es echar el vino. Por favor no dejes que una persona que no tenga ni idea lo haga. Y es que el mejor caldo puede convertirse en un vino de supermercado si está en manos desconocidas.

Lo primero es dejar airear el vino. En este caso la mejor metodología para disfrutar del vino es dejándolo airear y que al mezclarse con el oxígeno desprenda sus mejores olores y propiedades.

Luego coge la botella por la parte inferior o culo de la botella: aprovecha su forma convexa para apoyar el dedo pulgar en su interior y así podrás manipularla con mayor facilidad. Es la típica postura que adquiere un camarero para servir en un restaurante de calidad.

Sirve el vino sin que choquen ambos materiales: el “chin chin” que sea para brindar, no para servir vino. No se te olvide tener a mano una servilleta o paño limpio: por si caen unas gotas fuera del vaso o encima de la mesa.

Hay que tener muy en cuenta que no hay que mezclar nunca los vinos. Es algo que parece que es obvio, pero hay gente que lo sigue haciendo. Es importante tener en cuenta las cantidades exactas. ¡Recuerda! Nunca debes superar los 2/3 de la copa. En este caso eso de menos es más, cobra importancia, porque un caldero de vino no es agradable para nadie.

Así se degusta

Para que tu copa de vino no pierda ninguna propiedad, tienes que tener en cuenta los siguientes aspectos a la hora de degustarlo.

  • Lo primero es dejar airear el vino en la copa. Con un o dos  minutos son suficientes.
  • Mueve el vaso y hazlo con un movimiento unísono, suave y circular para mover todos los elementos volátiles que contiene el vino.
  • Huele el vino. Ahora entra en escena otro de los sentidos vitales para tomar vino. Utiliza tu olfato para conseguir la máxima información de todas sus características, antes y después de moverlo, con esto podrás apreciar el cambio y por comparación notarás más matices.
  • Sostén la copa por el cuello o tallo: nunca la abraces entera con tu mano.  De este modo, no calentarás rápidamente su contenido. Bebe tu copa con pequeñas cantidades. No seas ansioso. Si quieres disfrutar de tu vino, ingiere pequeños sorbos para concentrar mejor todo su sabor en pequeñas dosis.

Por último, si estás en un restaurante y no eres muy experto en el tema, déjate asesorar por el sumiller del restaurante o consúltalo en tu vinoteca o bodega de vinos más cercana. Ellos te dirán cuál es el mejor vino para tu mesa. Ahora solo te queda disfrutar de este manjar que es el vino.

 

Deja un comentario