Consejos para elegir el tipo de pan

Consejos para elegir el tipo de pan

El pan es uno de los alimentos más básicos de nuestra alimentación y uno de los más representativos de la cultura occidental, se consume solo, en bocadillos, tapas, como acompañamiento de una comida…, sus ingredientes también son básicos agua, harina, sal y levadura y/o masa madre fermentada el día anterior, pero no por ello está carente de nutrientes, pues nos aporta proteínas, vitaminas del grupo B, fibra, hidratos de carbono, minerales… y por supuesto es una excelente fuente de energía (2356 kcal/100 gr), sin aportar grasa a nuestra dieta.

Actualmente el gusto de la población pasa por introducir pan de diferentes variedades en su dieta, por lo que los establecimientos dedicados a la elaboración de estos productos han ampliado su oferta. Establecimientos como El molí pan y café, una franquicia de panadería y bollería saludable con un toque tradicional, elaborados con ingredientes 100 % naturales, sin aditivos ni conservantes, donde se puede encontrar una amplia variedad de panes para todos los gustos y adaptados a las necesidades de cada persona. Esto se debe a que en muchos casos gran parte de la población tiene algún tipo de inconveniente a la hora de comer según que alimentos, puesto que contienen alérgenos que podrían hacerle daño.

Según el tipo de cereal que se escoja para elaborar la harina del pan podemos encontrar:

  • Pan de trigo. La harina de trigo es la más utilizada en cualquier elaboración de pan, de hecho, incluso los panes elaborados con otras harinas suelen llevar también algún porcentaje de trigo. Las formas clásicas de esta elaboración son la barra o pistola, el bollo, la pieza…
  • Pan de centeno. Su miga es más oscura que la realizada con trigo. Se consume especialmente en países del norte de Europa como Alemania o Dinamarca, aunque cada vez es más popular en nuestro país. Se conserva mejor que otros panes, contiene menos gluten y más cantidad de fibra por lo que es recomendable para personas con problemas de estreñimiento y diabéticos. Su sabor fuerte y algo ácido supone un buen acompañamiento para quesos fuertes o verduras.
  • Pan de maíz. Se elabora con harina de maíz. Su alto contenido en fibra, vitaminas A, B, C, así como en minerales como el calcio, fosforo, magnesio, zinc o potasio, lo convierten en un producto beneficioso contra las hemorroides o los trastornos digestivos.
  • Pan de espelta. La espelta es uno de los cereales más antiguos y completos. Es una variedad de trigo, más rica en proteínas, vitaminas, minerales y fibra que el pan corriente, por lo que por alto valor nutritivo hace que actualmente su popularidad haya vuelto a aumentar.
  • Pan de girasol. Elaborado con harina de trigo o centeno, al que se añaden pipas de girasol, lo que les aporta un suave sabor a pipas, además de nutrientes como potasio, fósforo, vitamina E y ácidos grasos omega-6. Está especialmente indicado para acompañar pescados y ahumados.
  • Pan de Chía. Elaborado con harina de trigo u otras harinas a las que se le añade semillas de chía, que le aportan un alto contenido en ácidos grasos omega-3, un antioxidante natural esencial para el buen funcionamiento del cerebro, además de ayudar a bajar el colesterol. Este tipo de pan es un exquisito acompañamiento de mermeladas, mantequillas…
  • Pan de semillas o multicereales. Suele elaborarse con harinas procedentes de distintos cereales como girasol, sésamo, linaza, avena, etc. o elaborarse con una harina e incorporar semillas enteras o fraccionadas de cereales, la incorporación de las semillas puede ser en la masa o en la superficie, pero siempre en forma de semillas apreciables y nunca molidas. Tiene más vitaminas, minerales y fibra que el pan común y también un mayor poder saciante, por lo que se recomienda tomarlo en lonchas finas acompañando patés y ahumados.
  • Pan ácimo. Este tipo de pan es quizás el más antiguo que existe. Su elaboración se caracteriza por no contener levadura, ni por tanto fermentación alguna. Las harinas empleadas, generalmente, son trigo, cebada, centeno, maíz…

¿Existen otros productos de elaboración panadera?

La respuesta es sí, existen otros productos de elaboración panadera, como pueden ser:

  • Este producto con forma de medialuna tiene su origen en Austria, si bien su versión hojaldrada se desarrolló en Francia. Su primera receta se publicó en el año 1891, si bien anteriormente ya se tenía conocimientos del mismo. Se puede rellenar con jamón, queso, chocolate, etc.
  • Considerado un postre muy popular. Su forma redondeada se caracteriza por presentar un agujero en el centro.
  • Galletas de mantequilla. Es quizás el tipo de galletas más sencillas de elaborar y con unos ingredientes sumamente básicos como harina de trigo, mantequilla, azúcar y esencia de vainilla.
  • Típico postre de la época de carnaval y de elaboración muy sencilla.

Deja una respuesta