Consejos para superar la odontofobia

Consejos para superar la odontofobia

Las visitas al odontólogo siempre suelen ir acompañadas de un nerviosismo que quizás no nos acompaña cuando vamos a cualquier otro médico. Esto suele ocurrir porque es una de las especialidades médicas en las que como pacientes no podemos ver lo que ocurre, pero además, los instrumentos de trabajo de los odontólogos, son poco agradables tanto de ver como de escuchar.

Y si bien es cierto que estamos conscientes de que los odontólogos no nos harán ningún daño, el nerviosismo siempre está allí. Por otro lado, hay que considerar que no todas las personas sufren solamente de nerviosismo, sino que hay casos en los que la realidad es mucho más compleja, pues puede tratarse en el peor de los casos, de odontofobia.

La odontofobia es un fenómeno que afecta al 15% de la población y podemos definirla como el miedo o estado de angustia que sufre el paciente cuando debe acudir al dentista. Este miedo puede generar graves problemas de salud, pues al evitar la visita al odontólogo, una simple caries puede convertirse en algo mucho más complejo y más delicado de tratar.

El problema de acudir al dentista es que muchas veces vamos y pasamos un mal rato. La boca es una zona delicada y aunque las clínicas dentales cuentan con personal muy cualificado que cada día demuestra más experiencia en eliminar el dolor de los tratamientos bucodentales, seguimos experimentando un malestar claro a la hora de visitar al dentista. El miedo al dentista suele estar provocado por la sensación de dolor que en teoría vamos a experimentar.

Pero nosotros somos perfectamente capaces de superar el miedo al dentista, por ello, los especialistas en odontología de la Clínica Dental Dr. Jose Luis Cano Rueda nos dan varios consejos para vencer la odontofobia, de forma que podamos atender nuestra salud bucal de la forma adecuada y de esta forma, mejoremos nuestra salud integral.

Consejos para superar el miedo al dentista

Hay algunos consejos que hacen más sencillo el proceso de superar el miedo al dentista, pues hay casos en los que se puede controlar de forma más sencilla. Si el caso es muy complicado, lo mejor que podemos hacer es conseguir ayuda profesional. Sin embargo, acá compartimos algunos consejos para superar el miedo al dentista.

Conoce al dentista

Buscar una clínica dental de confianza nos aportará seguridad a la hora de enfrentarnos a la cita con el dentista. Conversar con amigos o familiares que nos recomienden los suyos, puede ayudarnos a elegir alguno, con la confianza que nos genera que anteriormente atendiera a un ser querido. Si no conoces a nadie, puedes buscar un dentista especialista en tu caso para estar más tranquilo.

Ojear el currículum del equipo de dentistas

Si vemos el currículum y la formación de los dentistas que forman parte del equipo médico de la clínica dental seguramente rebajaremos el nivel de ansiedad. Esto solo funciona si vemos que los dentistas tienen un nivel formativo muy alto ya que si son nuevos en el sector tendremos un poco más de ansiedad durante la consulta y no superaremos el miedo al dentista.

Infórmate sobre los procedimientos que combaten el miedo

Hace años, cuando la tecnología y el instrumental odontológico no estaban completamente desarrollados, era lógico tener miedo al dentista. Sin embargo, con los avances conseguidos en los últimos años, ya disponemos de técnicas muy avanzadas para asegurar la tranquilidad del paciente. Una de las técnicas que favorecen la total relajación es la sedación consciente, que evita los episodios de estrés y ansiedad. Además, puede utilizarse en cualquier tratamiento bajo petición del paciente, aunque suele usarse sobre todo en la cirugía de implantes.

Trata con el dentista tus preocupaciones

Antes de empezar cualquier tratamiento, es fundamental que tengas una cita con el odontólogo que lo va a llevar a cabo. De esta manera, podrá ofrecerte una explicación de tu diagnóstico y del tratamiento que va a realizar para que no te vayas a casa con dudas sin resolver. Llevarse bien y sentirse cómodo con el odontólogo es primordial para trabajar en superar el miedo.

El horario de la cita también influye

Evita, en la medida que te sea posible, estar todo el día dándole vueltas al hecho de que tienes una cita concertada. Para ello, resulta muy útil ir a la clínica a primera hora de la mañana, para que te lo quites de encima cuanto antes.

Consulta la posibilidad de tomar medicación para relajarte

Si crees que te va a ayudar, te animamos a preguntar a tu dentista si puedes tomar algún tipo de medicamento para calmar los nervios.

No llegar demasiado pronto

La espera es complicada de gestionar incluso con una buena revista en nuestras manos. Los miedos afloran y los temores se multiplican durante la espera, ya que la soledad y la situación potencian el miedo al dentista. Por ello, es importante no llegar demasiado pronto a nuestra cita, ya que normalmente los dentistas suelen tener varios casos y alargar el tiempo de espera. Debemos evitar prolongar demasiado nuestro tiempo en consulta si tenemos pánico al dentista.

El tiempo de espera, utilízalo

Los momentos previos a la entrada al consultorio del especialista pueden ser los más tensos. Por eso, nuestra recomendación es que intentes hacer algo que desvíe tu atención: escuchar música, leer, mirar el móvil. En definitiva, opta por cualquier alternativa para mantener la mente ocupada, aunque como comentamos en el punto anterior, evita llegar demasiado pronto.

Aprende técnicas de relajación

También puedes aprovechar el tiempo de espera haciendo ejercicios mentales de relajación, para que cuando sea tu turno te sientas con confianza suficiente. Una vez en el sillón del dentista, concéntrate en respirar de forma profunda y pausada, pensando en algo agradable.

Acuerda un gesto con el dentista si notas dolor

Saber que hay un gesto mediante el cual es odontólogo va a dejar de hacer lo que esté haciendo da mucha seguridad y te ayudará a controlar el miedo al dentista. Resulta muy útil, por ejemplo, alzar el brazo en caso de que sintamos incomodidad o dolor.

Acude al odontólogo acompañado

Si acudimos al dentista con un amigo o con un familiar cercano obtendremos un apoyo extra para evitar la ansiedad previa a la cita. Si tu miedo al dentista es muy grave, pide a alguien que te acompañe, ya verás como el trámite se hace más corto.

Es importante recordar, que no siempre es fácil superar una fobia, por lo que si es necesario la ayuda profesional, lo más indicado es buscarla. Todos estos consejos pueden ser muy útiles y pueden ayudar en muchos casos, pero si nuestro caso particular requiere de una atención diferente, conseguir la ayuda que se necesita, será el primer paso para superar la odontofobia.

La salud mental es tan importante como la salud dental o integral -y puede que hasta mucho más importante-, por lo que encargarnos eficientemente de ella y trabajar para mejorarla, afectará positivamente nuestra salud integral. Así que, si estamos ante un caso grave de odontofobia, la atención psicológica, será nuestro mejor aliado para mejorar.

En todo caso, es importante recordar que el odontólogo no buscará nunca de hacernos daño, por el contrario, su función es cuidarnos y protegernos de la misma forma que lo hace cualquier otro profesional de la salud.

Deja una respuesta