Cuidarse y apostar por la higiene, más sinónimos que nunca a causa de la crisis sanitaria

Cuidarse y apostar por la higiene, más sinónimos que nunca a causa de la crisis sanitaria

Ha llegado un momento en el que parece que hemos comprendido la importancia que tiene la higiene en todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida. Es cierto que ha tenido que llegar un virus peligroso para que nos demos cuenta, pero siempre es mejor tarde que nunca. No cabe la menor duda de que ha sido la mejor manera de prevenir contagios durante todos estos meses y que, de no haber sido por esto, tendríamos que habernos enfrentado a una situación bastante peor que a la que ya de por sí hemos tenido que enfrentarnos.

Cuando hablamos de higiene, nos referimos a todos y cada uno de los apartados de nuestra vida en los que ella tiene cabida. Ni que decir tiene que la higiene personal de cada cual ha sido muy importante para luchar contra el coronavirus y que hemos tenido elementos, como el ya conocido gel hidroalcohólico, que nos han permitido ponernos a salvo de los contagios. Sin embargo, la higiene de instalaciones ha tenido una importancia si cabe más importante a la hora de evitar brotes masivos.

Son muchas las fábricas, por ejemplo, que han tenido que permanecer abiertas en todo momento a causa de la elaboración de productos esenciales que caracteriza a su rutina. Las personas que operan en estos centros, como es lógico, se han visto expuestas a posibles contagios, y por eso ha sido tan importante que, desde un punto de vista empresarial, se haya apostado por la higiene con el objetivo de mantener a salvo a todo el mundo. Los comportamientos responsables han salvado vidas durante los momentos más delicados de la pandemia y las empresas han sido una buena muestra de ello. Era su obligación y con ella han cumplido.

Si ha habido un consejo que se ha reiterado de manera continua a lo largo del último año tanto en el plano personal como en el empresarial, ese ha sido el de reforzar todo lo que tiene que ver con la higiene personal y de espacios. Higiene es igual a salud, a mantenernos cuidados. Y las empresas se han volcado con ello. Desde Servinet del Vallès nos han indicado que la demanda de servicios profesionales de limpieza se ha extendido en el plano empresarial desde el inicio de la pandemia, lo que demuestra el compromiso de las entidades con el cuidado de sus empleados.

Una apuesta que es global 

No solo las empresas han puesto toda la carne en el asador para cuidar de sus empleados a través de la higiene. Es algo que ha sido compartido con las instituciones públicas y las familias. Todos y todas nos hemos ido dando cuenta de ello y probablemente, a partir de ahora, tengamos mucho más en cuenta todo lo que tiene que ver con la limpieza. es la gran moraleja que nos tiene que quedar después de una situación que ha sido dramática en muchos momentos y que nos tiene que servir para mejorar en todos los ámbitos.

Una noticia publicada en la página web del diario 20 Minutos indicaba que la consejería de Educación de las Islas Baleares tenía previsto un aumento del 20% en lo que a limpieza de los centros se refiere. Se trata de una medida que ha sido compartida por la mayoría de las Comunidades Autónomas y que pone de manifiesto la importancia, una vez más, que tienen las labores de higiene y desinfección a la hora de poner freno a la expansión de la pandemia en nuestro país. Los resultados de medidas como esta no han podido ser más positivos.

No han sido solo las Comunidades Autónomas las que han aumentado la inversión en lo que respecta a la limpieza de sus centros. Los propios Ayuntamientos también han tenido una importante labor a este respecto y prueba de ello es la noticia que os dejamos a continuación y que pertenece al portal web de Levante-EMV. En ella, se informa de que el Ayuntamiento de Ontinyent va a aumentar un 24% la inversión en la limpieza viaria con el objetivo de que se reduzcan las posibilidades de sufrir un contagio por coronavirus. Aunque es cierto que este tipo de medidas hay que complementarlas con otras, no cabe duda de que así vamos marcando el camino para derrotar al virus.

Parece que, poco a poco, vamos viendo la luz al final del túnel. La vacuna no es que sea una simple realidad, sino que va aumentando la inmunidad entre la población. Se está distribuyendo cada vez más rápido, lo que hace posible que ya muchas personas en nuestro país estén más seguras que hace unos meses. De todas maneras, debemos recordar que la higiene sigue siendo un aspecto imprescindible en nuestra vida y que, sin ella, nuestro bienestar se resquebraja a buen seguro.

 

Deja una respuesta