¿Es seguro inyectarse bótox? Resolvemos todas las dudas

¿Es seguro inyectarse bótox? Resolvemos todas las dudas

La toxina botulínica o bótox es un veneno originado por los organismos vivos que produce botulismo, una enfermedad que ocasiona parálisis muscular y que puede ser mortal. Pero su uso en medicina estética es totalmente segura ya que las dosis empleadas no suponen ningún riesgo para la salud, siempre y cuando, claro sean aplicadas por profesionales cualificados. Así lo garantizan en la Clínica Blanc, expertos en tratamiento con botox, peeling facial y relleno de labios.

Para qué sirve el bótox

El botox, aseguran en la Clínica Blanc, es muy eficaz para la eliminación de las arrugas faciales, ya que ofrece grandes ventajas: evita la cirugía, se puede realizar en cualquier época del año, casi no duele nada, sus

efectos son inmediatos y duraderos, apenas tiene contraindicaciones y es raro que provoque efectos adversos. Además, suaviza las arrugas de expresión o patas de gallo, permite modificar ligeramente la posición de las cejas y mejorar la expresión de tu mirada y es la solución ideal para los problemas de excesiva sudoración en las palmas de las manos, en las plantas de los pies o en las axilas (hiperhidrósis), ofreciendo resultados muy eficaces.

Y es que el paso de los años, la exposición solar, el estrés, así como fruncir el ceño, o simplemente, reír, hace que aparezcan las arrugas, descolgamiento de la piel, pronunciamiento de pliegues y acumulaciones o depósitos de grasa antiestéticos… señalan en la Clínica Blanc, y aquí precisamente pueden ayudarte a solucionarlo.

La belleza facial se debe a factores diversos com los rasgos faciales, los gustos, el estilo o la cultura. De lo que se trata es de conseguir una armonía y simetría facial, que se ajusten a los cánones de belleza universales. Con este objeto se hacen los procedimientos de estética facial, y no solo para combatir el envejecimiento, sino también praa modificar algún rasgo que no concuerde con el resto de la cara, que desentone.

En la actualidad, los avances en el campo de la medicina estética son tan grandes, que es posible mejorar cualquier parte de tu rostro sin que te quede ni una sola cicatriz. Nadie notará que te has hecho un retoque, pero te mostrarás joven y radiante, recuperando al mismo tiempo, tu equilibrio interior. Porque si te sientes joven por dentro, nadie te impide seguir siéndolo por fuera, a pesar del paso del tiempo. La ciencia actual te lo permite y gracias a ella, ganarás en bienestar físico y mental.

El bótox en la sociedad actual

El derecho internacional humanitario prohíbe el uso de la toxina botulínica como arma ya que tiene una alto poder destructivo, siendo considerada como el veneno más potente y mortífero de todos los existentes. Pero, repetimos, que la dosis que e emplea para eliminar las arrugas de expresión tu cara, son mínimas y no pueden hacerte ningún daño.

Son muchas las celebridades que recurren a él para parecer más jóvenes y atractivas, como, por ejemplo, las actrices Kim Basinger, Nicole Kidman o Uma Thurman.

La toxina botulínica es un medicamento formulado a partir del cultivo de un microorganismo, el Clostridium botulinum, y es algo muy parecido a la preparación de las vacunas. Apenas tiene contraindicaciones si bien no se recomienda en caso de que el paciente sufra alguna enfermedad muscular que curse con trastornos del movimiento o en casos de infección o inflamación en el lugar donde se va a aplicar la inyección.

En cuanto a la edad mínima recomendada para la aplicación de la toxina botulímica , lo cierto es que se puede aplicar a cualquier edad, si bien es aconsejable hacerlo a partir de los 18 años. Las investigaciones no presentaron reacciones adversas en pacientes menores de 18 y mayores de 65, pero el médico o médica, tendrá la última palabra, será quien decida si inyectará la toxina a sus pacientes o no.

Recuerda que para evitar la aparición de arrugas no hay nada como la prevención, así que, cuanto empieces con el tratamiento mucho mejor, ya que no habrá que enfrentarse a la eliminación de

arrugas muy marcadas.

La toxina botulímica o bótox, si se inyecta bien y en las dosis adecuadas, es totalmente seguro. De todas formas, los efectos de la toxina desaparecen a partir de los 3 ó 4 meses.

Ahora que ya sabes todo esto, tú decides si quieres someterte al tratamiento o no, aunque no olvides que será el médico quien de su visto bueno, o no, a la inyección de la toxina botulímica o bótox.

Deja una respuesta