Seguridad en el negocio: todo lo que tienes que saber para protegerlo

Seguridad en el negocio: todo lo que tienes que saber para protegerlo

Cuando se tiene un negocio, hay muchos aspectos que deben tomarse en cuenta y la seguridad es uno de los más importantes. Uno de los errores que se suele cometer es pensar que la seguridad sólo implica el problema de la delincuencia, y si bien es cierto que este es un factor que debe tomar en cuenta y ser tomado con la seriedad que amerita, también es importante entender que hay otros factores, en lo que a seguridad se trata, que debemos atender.

La seguridad es el eje transversal de todos los negocios, pues como mencionamos antes, no se trata solamente de proteger el negocio y a su personal de la delincuencia, sino también de cosas como: las instalaciones eléctricas, el funcionamiento óptimo de la maquinaria que se utilice (que abarca un abanico inmenso de posibilidades según el rubro en el que se trabaje, desde una computadora portátil en la que se lleva la contabilidad, hasta una gran máquina ensambladora), el control de quienes entran y salen de las instalaciones laborales, entre muchos otros.

Siendo así, es prioritario entender que cualquiera que sea el tipo de trabajo que se haga en el negocio, estemos hablando tanto de los procedimientos internos, como en las medidas que se toman para crear un espacio seguro para la plantilla de la empresa (así como también para sus aliados comerciales y clientes), están siendo asesorados por servicios especializados en el área, para así garantizar a todos los que hacen vida en la empresa, que el aspecto de la seguridad está siendo atendido como lo merece.

Es muy importante tener en mente que el negocio es nuestro patrimonio y que los esfuerzos e inversión que se haga, no solo protege los espacios en los que se desempeñan las labores, sino que debe considerarse la seguridad algo global y que afecta a todos aspectos de una empresa, como ya hemos comentado antes. Por ello hemos hecho una lista que resume cuáles son algunos puntos que hay que atender en materia de seguridad cuando se tiene un negocio.

Seguridad estructural

En nuestros hogares nosotros tomamos medidas para minimizar el riesgo de violaciones a la propiedad, lo mismo debemos hacer en los negocios, con la diferencia de que en las empresas estas medidas deben ser, quizás, un poco más estrictas. Regresando a lo dicho antes, un negocio es parte del patrimonio que tenemos para el resto de nuestras vidas (tanto en el mejor de los escenarios, como en el peor), y no solo debemos pensar en cuidarnos a nosotros mismos y a nuestros empleados, sino a todos los activos que la empresa posea.

Supongamos que nuestro negocio es una librería y en ella tenemos más de 1500 títulos. Para poder comprar todos esos libros fue necesaria una inversión grande, pero también se necesitan los expositores/estanterías para colocar ese material al alcance de la mano de los compradores, sistemas electrónicos para registrar los pagos, bolsas, etc. Si tenemos todo eso, pero dejamos las puertas y ventanas abiertas, o si el sistema de seguridad en este particular es deficiente, es bastante probable que no encontremos todo lo que teníamos.

Por ello es necesario tener sistemas de seguridad que minimicen el riesgo de hurto y de daños a la propiedad, algunos de los más importantes son:

  1. Cambiar las cerraduras:

Es importante que cuando el negocio se establezca las cerraduras sean cambiadas, preferiblemente por unas de seguridad, ya que estas tienen sistemas mucho más confiables.

Aquí, hemos recopilado las que consideramos más ideales para los negocios, aunque también pueden ser utilizadas en domicilios si se desea:

  • Cerraduras tubulares: cuentan con sistemas monoblock, es decir, un picaporte y una cerradura que se unen por un mismo mecanismo. Tiene también un botón que permite abrir o cerrar la puerta desde el interior.
  • Cerraduras empotradas: es considerada como la mejor opción para las puertas acorazadas. Funcionan por medio de un mecanismo que permite la apertura a través de una manilla que está en el interior y que hace girar el pestillo.
  • Cerraduras cilíndricas: se trata de un tipo de cerradura muy utilizado en exteriores. Vienen con un bombín en forma de cilindro, que es el lugar en el que se mete la llave y que impide que se fuerce con facilidad.
  • Cerraduras multipunto: cuentan con varios puntos de anclaje (entre 3 y 5). Se recomienda su uso en puertas blindadas o de madera maciza.
  • Cerraduras electrónicas o digitales: son las cerraduras más innovadoras, permiten que la puerta se pueda abrir con un móvil, la presencia o con una huella digital.

2. Reforzar ventanas

En ventanas, lo más recomendable es implementar marcos de PVC o aluminio con grandes cristaleras. Según los especialistas de Mani-Grip, es fundamental que aún cambiando la estructura de la ventana y reforzándola en la medida de las posibilidades, se cuente con algún mecanismo que las ayude a mantener cerradas, ya que estos pequeños detalles pueden ser los que eviten una situación engorrosa.

3. Rejas de seguridad

Todas las medidas de seguridad son importantes y las rejas suelen ser un muy buen aliado, sobre todo cuando se trata de negocios que se muestren al público, como aquellas que tienen grandes cristaleras en lugar de paredes. En cualquiera de los casos, las rejas son una buena opción que da más seguridad al espacio.

Tecnología para la seguridad

Para nadie es un secreto que la tecnología ha tomado todos los espacios, y la seguridad es uno de ellos. Contar con buenos sistemas tecnológicos para la protección del negocio es fundamental a día de hoy. Los más efectivos son:

  1. Alarmas de seguridad

Las alarmas son una de las mejores herramientas en seguridad que se pueden tener a día de hoy, y gracias a la tecnología la configuración de ellas se puede hacer a distancia mediante dispositivos móviles, lo que es una herramienta maravillosa para activar o desactivar la alarma en cualquier momento.

Otra gran ventaja de contar con sistemas autorizados de alarma, es que estas están conectadas con una central de alarmas que trabaja en conjunto con las fuerzas policiales, lo que evidentemente es de gran ayuda ante una situación de vandalismo. Es importante que se tenga claro que si bien hay muchos sistemas de alarmas que no van de la mano de alguna empresa que los gestione (que por ende son mucho más económicos), estos no cuentan con la respuesta inmediata de los cuerpos de seguridad, pues no están conectados con la central de alarmas.

2. Sistemas cámaras de seguridad

Otra buena opción de seguridad es contar con un sistema de cámaras de vigilancia, esto permite no sólo observar lo que ocurre en los espacios, sino que en muchas oportunidades las grabaciones son solicitadas por las fuerzas de seguridad en caso de ser necesarias. Algunos sistemas pueden ser muy funcionales con una o dos cámaras que cubren ángulos diferentes del espacio.

Gracias a las tecnologías existen sistemas que permiten el monitoreo remoto desde cualquier dispositivo móvil, siempre y cuando este tenga conexión a internet.

3. Sistemas de control de acceso

Estos monitorizan y restringen el acceso de personas y vehículos a determinado lugar: tiene como característica el registro fotográfico de persona o automóvil que ingresa al lugar. Las personas autorizadas emplean un carnet o código especial que les permite el ingreso. Algunos dispositivos son de alta tecnología y emplean huella dactilar o reconocimiento facial.

Capital humano y su importancia en la seguridad del negocio

Todo el personal de la empresa debería recibir una capacitación para actuar en momentos de emergencia y para que ellos contribuyan con la seguridad general. Capacitarlos en primeros auxilios, seguridad laboral, protección contra incendios y salud ocupacional es fundamental; pero también es muy importante que sepan cómo actuar ante un hurto u otra situación de este estilo. Por ello es necesario que sepan dónde están las cámaras y hacia dónde se dirigen, cómo accionar la alarma si es necesario y cómo es el procedimiento de activar o desactivar si llegase a darse el caso de que se disparara por alguna falla eléctrica o de sensores.

Conocer todos estos aspectos y comprender que la seguridad de todos los que allí hacen vida es fundamental, conseguirá que a nivel de plantilla se generen cambios positivos, pues mediante la formación y la capacitación en temas de seguridad, se logrará una sensación de compromiso colectivo para mantener el espacio como uno en el que los riesgos son mucho menores, lo que a su vez ayuda a la plantilla a sentirse más cómodos y tranquilos durante sus jornadas laborales.

Como hemos mencionado antes, cuando se tiene un negocio es nuestra responsabilidad asumir la seguridad de nuestros empleados y de todo el material que necesitamos para poder ofrecer nuestro servicio. Por ello, prestar especial atención a los aspectos que implican crear un espacio seguro de trabajo es fundamental.

Antes mencionamos que no solo se trata de la seguridad estructural del negocio, sino también de cómo todos nuestros procedimientos tienen como eje transversal la seguridad, crear un espacio seguro no solamente significa minimizar los riesgos de hurto, sino lograr que todo lo que hagamos tenga una forma segura y responsable de hacerse.

Deja una respuesta