Trucos de limpieza para tu hogar

Trucos de limpieza para tu hogar

La limpieza del hogar es una de las actividades hogañeras que menos nos gusta. Sin embargo, todos queremos que nuestros hogares estén limpios y relucientes. Muchas veces la solución que tenemos es contratar a alguien que nos lo haga. Eso es lo fácil y no todos los bolsillos se lo pueden permitir. Por eso, hoy te quiero dar una serie de trucos de limpieza para tu hogar que seguro que te resultan de mucha comodidad. Toma nota porque ya sabes que el algodón no engaña.

Los grifos son uno de los elementos que más nota el paso del tiempo. Sobre todo por culpa de la cal van perdiendo su color y se acumulan restos. Si quieres tener los grifos relucientes, este es un truco que suele dar mucho resultado. Envuelve el grifo durante 30-40 minutos con unas toallas de papel humedecidas con vinagre; podrás comprobar cómo después de este tiempo lucirá como nuevo. Parece un truco de magia pero no lo es.

Algo parecido le suele pasar a la bañera. De las duchas, del cal del agua, de la suciedad…todas estas cosas provocan que pase a tener un color negruzco que da la sensación de poco limpia o de antigua. Por eso nuestra recomendación es que remojes unas bolas de algodón en blanqueador. Ponlas en las zonas sucias de la bañera y déjalas ahí durante una noche. Después de este procedimiento todo el moho y la suciedad desaparecerá y tu bañera se verá más blanca que nunca. Una sensación muy placentera que te dará ganas de volver a meterte en ella. Además,  si quieres eliminar las marcas de jabón de los cristales de tu ducha, lo podrás hacer con una brocha rígida y cualquier solución para limpiar vidrios.

En la cocina

SI quieres ver tus espejos limpios toma nota de este truco. Frota los espejos con una solución de vinagre blanco y agua, en proporción 1:1, es decir que si echas medio litro de una cosa, de lo otro lo mismo. Posteriormente agrega unas gotas de jugo de limón o cualquier otro aceite esencial que te brinde un aroma agradable. Cuando termines vas a poder decir eso de “espejito, espejito, ¿quién es la más limpia de la comunidad?”.

Nos vamos a la cocina, uno de los lugares más complicados de casa porque es donde más suciedad se acumula. Para limpiar las encimeras de la cocina hechas de granito, mezcla en un atomizador 2 tazas de agua, 1/4 de taza de alcohol y 5-6 gotas de jabón líquido y frota con esta solución todas las superficies. Vas a comprobar cómo es mano de santo.

Lavabo atrancado

Si lo que tienes es atrancado el lavabo, lo mejor es que compres algún producto que esté en el mercado porque resultan muy eficaces. En mi caso fue Fortex, que puedes comprar en Stock Net Valles. Desde esta empresa nos dicen que lo mejor para este tipo de atranques es utilizar estos productos porque provocan “la eliminación de la suciedad más resistente: sustancias grasas, aceites, suciedad proteínica”.

Puedes limpiar las baldosas y sus comisuras con bicarbonato de sodio común. Además del efecto purificador, el bicarbonato previene que la esponja se resbale o se pegue a la superficie de la baldosa grasosa.  También puedes hacer parecido con el lavaplatos, primero rocía la superficie húmeda con el bicarbonato, luego retíralo y limpia la superficie de tu lavaplatos con una esponja humedecida con una pequeña cantidad de agua oxigenada. Todas las manchas y rasguños desaparecerán.

Limpieza de horno

Por él pasan muchas cosas. Pasa el pescado de una velada de sábado, pasa la carne de una comida familiar de un domingo, pasan las pizzas que hemos hecho para ver el partido de fútbol con nuestros amigos. Por eso la limpieza del horno tiene que ser esencial. Apunta este truco. Haz una pasta con una taza de bicarbonato de sodio y una cucharada de jabón y agua. La consistencia debe parecer masa para crepes. Unta con esta mezcla todas las suciedades y pon el reloj temporizador a 15 minutos. Después de esto, limpia las paredes del horno con un paño seco. Vas a notar que es como un truco de magia. Aunque no es el único, puedes encontrar más.

Si lo que quieres es limpiar el microondas, simplemente pon un recipiente con agua y limón durante 5 minutos en el microondas, enciende el horno y ve lo que pasa.

¿Qué te han parecido estos trucos? Como has visto con fáciles pero directos. Vas a ver que casi sin esfuerzo mantienes limpia tu casa.

Deja un comentario